Icono del sitio Clínica Tambre

Un recorrido por Clínica Tambre de la mano de Merck

Asi comienza todo Tambre

Natalia acaba de llegar a Tambre y como es normal, tiene muchas dudas sobre el proceso que va a vivir a nuestro lado. Según sube las escaleras de la entrada, su especialista, la Dra. Laura García de Miguel la recibe con los brazos abiertos. Juntas, se dirigen hacia una de las consultas del centro y tras una breve introducción donde nuestra Directora Médica le explica a Natalia la filosofía Tambre, empieza el recorrido hacia uno de los viajes más importante de su vida.

La paciente tiene la oportunidad de ver el Laboratorio de FIV de la clínica y de que su directora, la Dra. Susana Cortés, le muestre alguna de las tecnologías que los embriólogos del centro utilizan, como puede ser el incubador Geri® de última generación, así como las técnicas que se llevan a cabo. En esa estancia Natalia se entera también de que Tambre tiene sus propios bancos de óvulos y semen, cosa que hace excepcionales los tratamientos que requieran una donación de gametos y sus consecuentes tasas de éxito.

Una vez descubierta toda la parte más científica de un proceso de reproducción asistida, Natalia se reencuentra de nuevo con la Dra. García, quien le explica que el quirófano está junto al laboratorio que ha visto y que el lugar donde están ahora son las habitaciones de reposo, donde ella estará los días de la punción y de la transferencia embrionaria.

Antes de finalizar la visita, a Natalia le queda algo muy importante que hacer: conocer a Inge Kormelink, la Directora General de Tambre. Inge le confiesa que ella también fue paciente en su día y le expresa que entiende lo que es comenzar un proceso como este sintiendo incertidumbre. Desde el cariño y la empatía, la CEO le promete que el equipo Tambre estará a su lado en todo momento. Apoyándola. Acompañándola. La clínica lleva más de 40 años dando buenas noticias a pacientes como Natalia y dando lo mejor de todos sus profesionales para poder cumplir el sueño de miles de familias.

Natalia agradece haber podido venir a conocernos, y Kormelink responde: “Tu sueño es ser madre y el nuestro ayudarte a conseguirlo”.

Salir de la versión móvil