Inseminación Artificial

La inseminación artificial es la técnica de fertilidad menos invasiva e indolora mediante la cual se introducen, en el momento adecuado, los espermatozoides seleccionados en el útero de la mujer.

Esta técnica necesita dosis hormonales más bajas que una FIV e incluso se puede prescindir de medicación para la estimulación ovárica, llevando a cabo una inseminación en ciclo natural lo cual reduce los efectos secundarios y se trata de un proceso totalmente fisiológico por lo que  aumenta la comodidad durante el proceso.

¿Quieres que estudiemos tu caso?

¿Qué es la inseminación artificial?

La inseminación artificial es una técnica de reproducción asistida que consiste en depositar en el útero los espermatozoides seleccionados, justo cuando ocurre la ovulación.

De esta manera, conocemos el momento de la ovulación, seleccionamos los mejores espermatozoides, y acortamos la distancia que deben recorrer los espermatozoides hasta llegar al óvulo, aumentando así las posibilidades de conseguir el embarazo.

Ovulación

La fecundación del óvulo por parte del espermatozoide se produce en las trompas de Falopio, igual que ocurre cuando se consigue el embarazo de manera natural.

A diferencia de la fecundación in vitro, en la inseminación artificial no es necesario la extracción previa de los óvulos de la mujer, lo cual reduce las intervenciones médicas, la medicación hormonal y el coste.

Tipos de inseminación artificial

Esta técnica permite introducir los espermatozoides de la pareja, previamente capacitados y seleccionados directamente en el útero, en el momento preciso de la ovulación.

Este tipo de inseminación artificial está indicada para:

  • Mujeres jóvenes con buena reserva ovárica.
  • Mujeres que no tengan un historial largo de esterilidad.
  • Parejas donde el semen es de buena calidad.

Parejas con mujeres jóvenes con alteraciones en el cuello del útero o alteraciones en la ovulación.

Esta técnica permite introducir espermatozoides de un donante directamente en el útero, justo en el momento de la ovulación.

El semen proviene de un donante anónimo de nuestro banco de semen que previamente hemos seleccionado en función de las características físicas y del grupo sanguíneo del integrante masculino de la pareja. También se puede hacer una selección en base a la compatibilidad genética.

Este tipo de inseminación artificial está indicada para:

  • Parejas con mujeres jóvenes con alteraciones en el cuello del útero o alteraciones en la ovulación.
  • Mujeres jóvenes con buena reserva ovárica y que tengan una pareja con baja calidad de semen.
  • Mujeres que quieran ser madres en solitario
  • Pareja de mujeres que a priori no presentan un problema de infertilidad
  • Parejas donde el varón tenga alguna enfermedad que no se quiere transmitir al embrión.

En esta modalidad de inseminación artificial no se aplica ningún fármaco para estimular los ovarios, sino que se sigue el ciclo natural de la paciente. Mediante ecografía, vamos controlando el crecimiento del folículo en cuyo interior se desarrolla el óvulo.

Cuando vemos que está a punto de ovular, es entonces cuando se aplica un medicamento para desencadenar la ovulación en las próximas 36 horas. Llegado ese momento es cuando se realiza la inseminación.

Este tipo de inseminación artificial está indicada para:

  • Pacientes muy jóvenes con buen pronóstico que no tienen ningún problema en sus ovarios y su ovulación funciona perfectamente.

Es la modalidad más habitual. Consiste en aplicar fármacos para estimular los ovarios y asegurar que al menos se produzca un folículo, e incluso dos o tres. Con ello se mejora la probabilidad de éxito sin elevar casi el riesgo de embarazo múltiple.

El tratamiento suele durar 7-9 días. Durante ese tiempo, al igual que en el ciclo natural, cada dos/tres días se controla el desarrollo de los folículos mediante ecografías. Cuando se ve que están a punto de ovular se aplica un medicamento para desencadenar la ovulación. 36 horas después de la medicación es el momento idóneo para realizar la inseminación.

Este tipo de inseminación artificial está indicada para casos de:

  • Esterilidad femenina por alteraciones anatómicas o funcionales en el cérvix.
  • Alteraciones en el ciclo ovulatorio (SOP, anovulación).
  • Imposibilidad de depositar el semen en la vagina: eyaculación retrógrada, vaginismo, eyaculación precoz, impotencia sexual.

Fases del tratamiento de inseminación artificial

En el 2º o 3er día desde el inicio de la regla, realizamos una ecografía vaginal para realizar un recuento de folículos antrales y así poder personalizar el tratamiento mediante una estimulación hormonal suave en función del número de folículos contabilizados en ese ciclo. Durante este proceso de estimulación, se monitorea la respuesta ovárica mediante ecografías.

En el caso de seguir un ciclo natural, no será necesaria la estimulación, pero sí se realizarán ecografías para comprobar el crecimiento del folículo dominante en cuyo interior se encuentra el óvulo.

Cuando observamos en la ecografía que uno o dos folículos ováricos tienen el desarrollo óptimo, es el momento de inducir la ovulación. Para ello, será necesario una inyección de hormona hCG y, 36 horas después, se programará la inseminación artificial.

Antes de la inseminación, en nuestro laboratorio de Andrología se lleva a cabo la preparación de la muestra de semen seleccionando los espermatozoides móviles sin el plasma seminal.

En el momento de la ovulación, mediante un sencillo proceso utilizando una cánula, se deposita una muestra de semen en el útero.

Se administra por vía oral o vaginal progesterona, una medicación que facilita la implantación del embrión en el endometrio.

10 días después de la transferencia (betaespera) se realiza la prueba de embarazo.

Haz click en la imagen para ver en tamaño completo

Requisitos para realizar un tratamiento de inseminación artificial

Para poder realizar una inseminación artificial es necesario que se cumplan ciertas condiciones si queremos tener posibilidades de lograr el embarazo:

Reserva ovárica óptima

Es necesario descartar el riesgo de una posible infección (hepatitis B o C, VIH, sífilis, etc.) para garantizar que no hay riesgo de contagio a la pareja o al futuro bebé.

Hay que comprobar la permeabilidad de las trompas de Falopio de la mujer, ya que la fecundación tiene lugar en su interior. Mediante diversas técnicas, como la histerosalpingografía o histerosonografía, podemos comprobar si son funcionales.

Se requiere una buena calidad seminal por encima de los 5 millones de espermatozoides móviles después de la capacitación espermática.

Edad de la mujer inferior a los 35 años.

Las claves del éxito: diagnóstico preciso y adecuada indicación de la inseminación artificial

Tasa de Embarazo

La tasa de embarazo tras una inseminación artificial con semen de pareja es de un 20 %, lo que significa que la probabilidad acumulada en 3 ciclos es del 60% en inseminaciones con semen de cónyuge y más elevada aún en inseminaciones con semen de donante. Por tanto, esta técnica ofrece buenos resultados de embarazo cuando se realiza en los casos bien diagnosticados e indicados.

Recomendaciones

En definitiva, aunque la inseminación artificial es un método mucho más sencillo que una FIV y con pocos efectos secundarios, esta no es una técnica válida para todos los casos. Solo se recomienda cuando se dan problemas de infertilidad muy concretos. Para determinar si la inseminación artificial es la técnica más apropiada, en Tambre realizamos estudios exhaustivos para comprobar que se cumplen con los requisitos mínimos para iniciar este tipo de tratamiento.

Personalización

Si en el estudio de la fertilidad detectamos problemas de fertilidad subyacentes que dificultan el éxito de la inseminación artificial, diseñaremos otros tratamientos más efectivos y exitosos, como es el caso de la fecundación in vitro (FIV).

La inseminación artificial ofrece buenos resultados de embarazo

Siempre que se cumplan determinados requisitos.

¿Quieres saber si la inseminación artificial es para ti? Pide ahora tu primera cita en Tambre.

Especialistas en Medicina Reproductiva Avanzada

45 años de excelencia médica. Diseñamos tratamientos a tu medida.
  • RI Witness™ para la seguridad y trazabilidad de los gametos ™ para la seguridad y trazabilidad de los gametos. 
  • GERI®: Incubador de embriones®
  • Fenomatch, encontramos a la donante de óvulos y/o el donante de esperma adecuado y compatible contigo.
  • Chip Fertile, selección de los mejores espermatozoides antes de un ICSI.
  • Tendrás a tu ginecóloga y enfermera, salvo urgencias, y el mismo equipo médico conocerá tu caso en profundidad y te atenderá desde el inicio hasta el final del tratamiento.
  • Dispondrás de una asesora de nuestro equipo de Tambre Care Especializada que te acompañará y resolverá tus dudas durante todo el proceso.
atencion inseminacion artificial

Sueños Cumplidos

Historias reales como la tuya