Llámanos
Ver teléfono
+34 91 411 61 11

Biopsia testicular para obtener espermatozoides

infertilidad masculina

Los varones sin espermatozides tienen posibilidad de ser padres

nuevos plantamientos embarazo

Tasas de embarazo similares a los espermatozides en fresco

El papel del hombre

Más oportunidades con la biopsia testicular

La biopsia testicular permite a los varones sin espermatozoides (azoospermia) poder ser padres con sus propios gametos. Esta sencilla técnica quirúrgica posibilita la obtención de espermatozoides directamente de los testículos.

¿Quieres que analizemos tu caso?

Las tasas de fecundación y embarazo obtenido por ICSI con espermatozoides procedentes de biopsia testicular son muy similares a los que se consiguen con espermatozoides en fresco.

Todo sobre la biopsia testicular

Intervención
ambulatoria

semen pareja

Obtención de espermatozoides

Tratamientos
personalizados

fallo implantacion

Altas tasas
de gestación

¿Qué es la biopsia testicular?

La biopsia testicular (TESA) es una intervención quirúrgica sencilla, superficial y ambulatoria basada en la extracción de tejido del testículo mediante pequeñas incisiones. Este tejido es procesado en nuestro laboratorio de Andrología para poder recuperar los espermatozoides necesarios para una fecundación in vitro. De este modo, los espermatozoides conseguidos se pueden congelar y/o utilizar en fresco en un tratamiento de fertilidad mediante técnica ICSI.

¿Cuándo está indicada?

La biopsia testicular está indicada especialmente en aquellos casos en los que queremos obtener espermatozoides cuando no están presentes en el eyaculado, ya sea porque existe:

Azoospermia obstructiva, es decir, que hay una obstrucción del conducto deferente que puede estar provocada por una vasectomía, fibrosis quística, infecciones…
Azoospermia secretora, es decir, cuando hay una producción insuficiente de espermatozoides.

Fecundación in vitro con biopsia testicular

Puesto que la cantidad de espermatozoides que se obtienen en una biopsia testicular es muy pequeña, no podremos realizar una inseminación artificial ni tampoco una FIV convencional, por lo que tendremos que recurrir a una ICSI.

El tratamiento FIV con ICSI (microinyección intracitoplasmática) es una técnica de reproducción asistida que permite fecundar un óvulo mediante la microinyección en su interior de un solo espermatozoide. Por tanto, para hacer una ICSI solo es necesario contar con igual número de espermatozoides que de óvulos, aunque para tener cierto margen de seguridad se recomienda que haya dos o tres veces más de espermatozoides que de ovocitos a microinyectar. Por este motivo, esta técnica ICSI se puede realizar con muestras seminales de mala calidad o recuperadas del testículo, como es este caso.

Vitrificación de óvulos Tambre

El proceso de una ICSI con biopsia testicular es el siguiente:

 

En la primera visita a Tambre, nuestro urólogo y nuestro endocrinólogo se encargarán de realizar un estudio completo de la fertilidad masculina para identificar posibles problemas y, de esta forma, conocer si la biopsia testicular puede solucionarlos.

Se trata de una sencilla intervención quirúrgica que se realiza bajo anestesia y en régimen ambulatorio. Se inicia mediante una pequeña incisión en el escroto, y a través de la misma se incide sobre la pared de uno de los testículos y se extrae una pequeña cantidad de pulpa testicular, que inmediatamente es procesada a fin de constatar la posible presencia de espermatozoides aptos para su uso reproductivo.

Una vez que tenemos los espermatozoides podemos congelarlos y/o utilizarlos en fresco, si ese mismo día también se han extraído los óvulos.

Si se decide congelar los espermatozoides, estos se mezclan con un medio de congelación que contiene un crioprotector para protegerlos de la congelación y permitir que sobrevivan a ella. Posteriormente la mezcla se enfría hasta llegar a -196º C y se guarda en los tanques de nitrógeno líquido hasta el momento de su utilización.

Cuando se realiza la punción folicular de la mujer (después de seguir un tratamiento de estimulación ovárica) y se obtienen los óvulos, es el momento de descongelar la muestra para valorar su estado y procesarla inmediatamente. Este tipo de muestras suelen necesitar de una media de 2 horas antes de observar la movilidad.

Para realizar la fecundación, se elige un espermatozoide con buena movilidad y morfología, y se introduce directamente en el interior del óvulo utilizando una pipeta de muy pequeño calibre. Se usará un espermatozoide para cada ovocito maduro.

Pasadas 16-18 horas tras la realización de la ICSI se determinará el número de óvulos fecundados y se dejarán en el incubador para su observación en los días sucesivos de cultivo con medios especiales. Gracias al sistema Time Lapse, valoramos la evolución y la calidad de los embriones que continúan su desarrollo. Los embriones se mantendrán en el laboratorio por un periodo de 2 a 6 días tras los que se procederá a la transferencia y/o congelación, según el caso.

La transferencia embrionaria es un procedimiento sencillo e indoloro que se realiza con la ayuda de una ecografía abdominal. Consiste en depositar los embriones en la cavidad uterina, utilizando para ello una cánula muy fina. Con la finalidad de favorecer la implantación embrionaria se prescribe a la mujer un tratamiento hormonal para que el endometrio esté en las mejores condiciones en el momento de la transferencia.

Tras 10 días de espera, realizaremos una analítica sanguínea de la mujer para determinar los valores de una hormona que solo produce el embrión, la beta hCG. En función del valor de esta hormona en la sangre podemos confirmar el embarazo y su evolución.

Tratamientos personalizados de ICSI con biopsia testicular en Tambre

En la Clínica Tambre, la técnica de ICSI con biopsia testicular se lleva a cabo con un enfoque integral y personalizado para cada paciente y su pareja. Este proceso implica múltiples pasos y la coordinación de diferentes especialistas para garantizar su éxito. Desde la extracción cuidadosa de tejido testicular por parte de urólogos especializados hasta la manipulación experta de los espermatozoides y la realización de la ICSI por embriólogos experimentados, pasando por el equipo de ginecología para el tratamiento de la mujer. Cada etapa se realiza con meticulosidad y precisión.

Seguir leyendo

La clínica se asegura de que todos los profesionales involucrados trabajen en conjunto, adaptándose a las necesidades individuales y proporcionando un tratamiento integral y personalizado en todo momento. Además la Clínica Tambre cuenta con laboratorios propios y específicos de Andrología y Embriología dotados con tecnología de vanguardia, lo que garantiza los mejores resultados posibles en el proceso de reproducción asistida.

Altas tasas de gestación

En Tambre, la tasa de gestación de ICSI con biopsia testicular y ovocitos propios es del 60%

Especialistas en Medicina Reproductiva Avanzada

Somos pioneros en reproducción asistida en España y Europa

45 años de excelencia médica. Diseñamos tratamientos a tu medida.

Diseñamos tratamientos a medida.

  • Laboratorio de reproducción asistida de última generación
  • Laboratorio de andrología propio
  • RI Witness™ para la seguridad y trazabilidad de los gametos ™     
  • GERI®: Incubador de embriones® 
  • Fenomatch, encontramos a la donante de óvulos y/o el donante de esperma adecuado y compatible contigo 
  • ZyMot (antiguo Chip Fertile), selección de los mejores espermatozoides antes de un ICSI.
  • Tendrás a tu ginecóloga y enfermera, salvo urgencias, y el mismo equipo médico conocerá tu caso en profundidad y te atenderá desde el inicio hasta el final del tratamiento.
  • Dispondrás de una asesora de nuestro equipo de Tambre Care Especializada que te acompañará y resolverá tus dudas durante todo el proceso
Pide cita Contáctanos Pide cita Contáctanos