Icono del sitio Clínica Tambre

Raquel, Hernán… ¡y un bebé Tambre que baila flamenco!

Raquel y Hernán Tambre

Quienes nos lean a menudo sabrán que, de tanto en cuanto, nos gusta compartir en nuestro blog historias reales de pacientes que han pasado por Tambre, pues creemos fehacientemente que pueden resultar de gran ayuda a futuros padres y madres que busquen una pizca de realidad en su proceso de pedir consejo reproductivo. Los protagonistas de hoy, Raquel y Hernán, han querido contarnos cómo, gracias a nuestros especialistas, están a punto de abrazar al bebé que tanto deseaban.

 

¿Cómo llegaron Raquel y Hernán a Tambre?

La pareja comienza su testimonio contando que, a pesar de que siempre habían querido ser padres, todos sus intentos resultaban en vano. Por ello decidieron que lo más adecuado era buscar ayuda y así, empezaron a indagar sobre centros de reproducción asistida. “Nos entrevistamos con muchas clínicas, no solo en Madrid, sino en toda España y en Tambre fue donde mejor nos trataron,” explica Hernán.

Para ellos lo más importante era sentirse respaldados por unos profesionales que les brindaran confianza y seguridad, y, sin duda, fue algo que encontraron en nosotros.

 

El equipo Tambre: los compañeros de viaje de Raquel y Hernán

Raquel explica que la primera persona a la que conocieron en nuestra clínica fue a Anabel Hermán, coordinadora del equipo de Atención al Paciente, quien amablemente les dio una cálida bienvenida y les explicó cómo iba a ser su proceso a nuestro lado. Hernán destaca el hecho de haberse sentido cuidado a la par que sentía que también cuidábamos de Raquel, pues en este tipo de tratamientos sentir que estás en buenas manos es uno de los factores que más se valoran. “Nos sentimos super a gusto,” añade ella.

Más tarde, conocieron a la que sería la especialista encargada de llevar su caso, la Dra. Paloma Sánchez- Gómez, junto a la que planificaron cómo iba a ser su tratamiento de Fecundación in Vitro. Según explica la pareja, el encuentro con su doctora fue el último impulso necesario para que salieran de consulta convencidos de quedarse a nuestro lado.

 

¿Cómo se enteraron Raquel y Hernán de que iban a ser padres?

Afortunadamente, el tratamiento al que se sometió la pareja dio resultado y la gran noticia llegó por teléfono, mientras Raquel estaba en el trabajo. La pareja explica que la alegría que se siente al lograr algo que tanto llevaban esperando es indescriptible. No obstante, Raquel y Hernán, que apuestan por contar la realidad de todo aquello que puedan experimentar quienes se someten a un tratamiento de reproducción asistida, reconocen que sintieron un poco de miedo. Este, sin embargo, ya se ha disipado, pues el embarazo, de acuerdo con Raquel, está yendo maravilloso. “La felicidad fue aumentando a medida que fue creciendo la panza,” dice Hernán.

Asimismo, la pareja ha querido compartir la divertida anécdota que vivieron cuando Raquel se hizo la ecografía que confirmaría que están esperando un niño, y es que, el especialista, al fijarse en que el bebé tenía los brazos levantados y, teniendo en cuenta que Hernán es argentino y Raquel tiene el acento, les dijo bromeando: “¡Está bailando flamenco, no tango!”.

 

¿Qué mensaje tienen Raquel y Hernán para los futuros padres y madres?

Como consejo a otras mujeres y parejas que anhelan tener un bebé, Raquel y Hernán enfatizan la importancia de tomar la decisión de buscar ayuda de manera firme. Alientan además a hacer todas las preguntas necesarias, a no temer al proceso y a no avergonzarse de las vicisitudes que se puedan atravesar, pues opinan que la infertilidad no debe ser un tema tabú. “Recibir ayuda es algo que muchas veces necesitamos todos y no hay por qué no hacerlo en algo tan importante como formar una familia,” concluye Hernán.

Si al igual que Raquel y Hernán estás buscando un centro líder en reproducción asistida en el que confiar para que tu sueño se haga realidad, no dudes en contactarnos. En Tambre llevamos 45 años dando buenas noticias y, ¿sabes qué? Que la siguiente podemos dártela a ti.

 

Salir de la versión móvil