Icono del sitio Clínica Tambre

¿El mayor tesoro de Lorena? ¡Eidan!

Lorena Tambre

Eidan, nombre de origen galaico que significa fuego, es el nombre que Lorena, nuestra protagonista del testimonio de hoy, ha elegido para su preciado bebé.

No nos cabe duda de que ella, como una de las muchas madres solteras que vienen a Tambre a cumplir su propósito, tenía tan claro el nombre de su bebé como que siempre había querido ser mamá, tuviera pareja o no. ¡Vamos a conocer su historia!

 

¿Cómo empezó todo y por qué Lorena se decantó por Tambre?

Como muchos de nuestros pacientes, a los cuales les agradecemos la confianza depositada en nuestro equipo, Lorena escuchó hablar de Tambre a través de una amiga.

Además, señala que el primer contacto con la clínica también le transmitió mucha seguridad y eso hizo que nos eligiera a nosotros. Igualmente, destaca toda la información que se le proporcionó y tuvo a su alcance.

En Tambre nos llena de orgullo que nuestros pacientes nos aconsejen porque es señal de que se han sentido a gusto, tanto con el tratamiento como por el traro recibido. Por ello, que nos recomienden a sus allegadas nos alegra y nos motiva a seguir ofreciendo ayuda a nuevas madres solteras con las mismas ganas.

“Volver a Tambre es como revivir otra vez la ilusión de tener el bebé que quería y al que presento superemocionada y muy contenta,” nos cuenta Lorena mientras mira a Eidan con ternura.

 

El tratamiento de Lorena en Tambre: Inseminación Artificial con ciclo natural

El tratamiento que ayudó a Lorena a tener a Eidan fue la Inseminación Artificial en ciclo natural. La inseminación artificial es el tratamiento más sencillo, ya que se depositan directamente en el útero los espermatozoides de un donante anónimo y seleccionado rigurosamente.

A Lorena además se le realizó el tratamiento con su ciclo natural, sin ninguna necesidad de estimulación. El momento de la inseminación con ciclo natural se averigua realizando el control ecográfico del folículo para determinar cuando está cerca de su momento de ovulación. Esta técnica es rápida, cómoda y sencilla para las pacientes, aunque sí que es cierto que se reserva para pacientes muy jóvenes con un muy buen pronóstico.

 

¿Qué hace especial al Equipo Tambre?

Sentirse acompañada es algo realmente importante en los tratamientos de reproducción asistida, pero aún es más valorado cuando se emprende el camino de la maternidad en solitario.

Lorena señala que, gracias al equipo de Tambre, que siempre ha estado ahí, se ha sentido apoyada y comprendida en todo momento. Además, tiene clarísimo que si tiene otro bebé repetiría la experiencia en Tambre sin ninguna duda.

“Mi ilusión era tener un niño, aunque fuera yo sola” afirma Lorena. Ella siempre había querido ser madre así que una vez llegada la treintena, y consciente de que la calidad de sus óvulos disminuiría a partir de ese momento, no esperó más y se lanzó en busca de una clínica para convertirse en mamá.

 

 

El mejor y el peor momento de Lorena…¡a la tercera va la vencida!

Lorena tuvo que realizar tres ciclos de Inseminación Artificial para poder hacer su sueño realidad. Cuando no se dio el embarazo en el primer intento pensó que no pasaba nada, que conseguirlo la primera vez podía ser poco común. No obstante, el segundo intento fallido sí que hizo que perdiera un poco la esperanza. Las pruebas que se le realizaron estaban todas correctas por lo que Lorena estaba bastante confundida y dudando si intentarlo una vez más o no.

Nos cuenta que su familia fue un apoyo importante a la hora de apostar un tercer intento. Finalmente, Lorena se armó de fuerza para ir a por todas una vez más y por fin consiguió su sueño, ¡ya tiene a Eidan entre sus brazos! Nuestra paciente también tiene bastante claro que el mejor momento de su historia en Tambre fue la noticia de que estaba embarazada. “Me puse super contenta y a llorar de la emoción” nos dice. La historia de Lorena nos enseña que no hay que rendirse.

 

Consejos de Lorena para otras madres solteras

Lorena se dirige a otras mujeres solteras, animándolas: “si tienen la ilusión de ser madres, ¿qué importa si tienen pareja o no?”.

La verdad es que no podemos estar más de acuerdo con ella que, nos explica que, “No tienes por qué estar con alguien para cumplir un sueño”. Además, dice que en el caso de que en un futuro llegue una pareja, esa persona al bebé lo querrá igual.

Lorena, por último y por supuesto, les aconseja siempre seguir intentándolo ya que sabe mejor que nadie que, si se hubiera rendido en el segundo intento, Eidan nunca hubiera llegado.

Salir de la versión móvil