Icono del sitio Clínica Tambre

¿Es normal sangrar entre reglas? El sangrado intermenstrual

sangrar entre reglas

¿Has notado alguna vez que sangras sin tener la regla y faltándote aún varios días para la siguiente menstruación? Algunas mujeres sufren estas ligeras pérdidas de sangre en momentos concretos de su vida reproductiva. Para otras, la aparición de pequeñas manchitas de color marrón o, incluso, de forma similar a un sangrado menstrual entre reglas es algo más habitual.

¿Que sea tan frecuente sangrar entre reglas significa que debamos considerarlo como algo normal? ¿Cuándo conviene acudir al especialista? En este artículo, trataremos de explicártelo detalladamente.

En términos médicos, a este sangrado vaginal que se presenta de forma irregular entre el fin de una menstruación y el inicio de la siguiente se le conoce como “sangrado intermenstrual” o spotting.

Es un sangrado que proviene del útero y, a menudo, está originado por cambios anatómicos benignos o alteraciones hormonales a lo largo del ciclo menstrual sin que tengan que estar asociados a algún problema.

Te interesa: ¿Qué sabes sobre tu ciclo menstrual?

“El endometrio es la capa más interna del útero. Es la zona donde se implantan los embriones y, en el caso de no haber embarazo, es el tejido que se descama cada mes, lo que será la regla. En ocasiones, los cambios hormonales a lo largo del ciclo, sobre todo en el momento de la ovulación, producen que el endometrio esté más inestable y se produce un sangrado”, comenta la doctora Laura García de Miguel. La Directora Médica de Clínica Tambre continúa: «Ante cualquier sangrado fuera de la regla, lo recomendable es acudir a tu ginecologo para realizar una revisión general«.

¿Es normal sangar entre reglas? ¿Qué es el sangrado intermenstrual?

Las 5 causas más frecuentes del sangrado entre reglas

No siempre se considera al sangrado entre reglas como un indicador de la existencia de un problema grave de salud (desbalance hormonal, complicaciones en un embarazo, fibrosis uterina, infección vaginal o cáncer). Pero esto no significa que sea normal que pase. Algunas de las causas más frecuentes del sangrado intermenstrual son: toma de anticonceptivos, cambios hormonales alrededor de la ovulación, pólipos o cambios en el cuello del útero. Lo importante es acudir al médico.

· Ovulación: Suele ser un sangrado escaso, de 2 o 3 días de duración (aunque puede ser mayor en duración y cantidad) y coincide, aproximadamente, con la mitad del ciclo en mujeres que tienen reglas regulares. Se debe al pico de secreción de la hormona relacionada con la ovulación (LH). Hay mujeres a las que les ocurre de manera bastante habitual, incluso todos los meses, y otras mujeres que jamás lo padecerán.

· Embarazo no diagnosticado: Es probable que una mujer que desconoce que está embarazada lo descubra al acudir al médico por un sangrado anormal. Este se produce debido a la implantación de un óvulo fecundado en el útero. Debido a que la implantación puede producirse hasta dos días antes de la fecha en la que tu período debe venir, es fácil confundirse. En la mayoría de las ocasiones, el sangrado es escaso y cede espontáneamente o al mantener reposo, por lo que el embarazo continúa su curso normal. En otras ocasiones puede indicar aborto o un embarazo extrauterino.

Te interesa: Los 10 falsos mitos del embarazo

· Toma de anticonceptivos hormonales: Al empezar a tomar este tipo de preparados hormonales es bastante frecuente tener un sangrado escaso entre una regla y otra. Suelen ser de corta duración, pero también hay mujeres que pueden llegar a manchar de manera continua. En la mayoría de los casos, se produce durante los primeros meses de tratamiento y desaparece posteriormente. El sangrado ocurre más frecuentemente al inicio del uso del DIU, pero suele desaparecer.

· Miomas o pólipos endometriales: Ambos se pueden localizar en el interior de la cavidad uterina (endometrio) y pueden provocar un sangrado atípico entre reglas así como menstruaciones más abundantes.

· Lesiones cervicales: los problemas del cuello de útero pueden manifestarse con spotting.

· Estrés. Al mantener durante todo el día niveles elevados de hormonas de estrés pueden aparecer síntomas físicos como dolores de cabeza, contracturas, problemas intestinales o cardiacos, hasta una caída en el sistema inmunológico. El estrés también puede originar cambios hormonales, alteraciones en el ciclo menstrual, problemas en el deseo sexual e, incluso, desaparición de la menstruación.

Pasos a seguir en el caso de sangrar entre reglas

  1. Es importante asegurarse de que el sangrado proviene de la vagina y no del recto o de la orina, pues sus causas varían completamente. Se puede comprobar introduciendo un tampón en la vagina y así confirmar si la fuente del sangrado es la vagina, el cérvix o el útero.
  2. Si el sangrado intermensual es más abundante que tu regla y presentas también sudoración, mareo o taquicardias debes acudir a Urgencias. También debemos acudir a este servicio hospitalario cuando tiene color rojo intenso, marrón o casi negro.
  3. En la mayoría de los casos, una exploración ginecológica es la mejor manera de detectar la fuente del sangrado. El ginecólogo determinará si la sangre proviene de la vagina, del cuello uterino o del útero y realizará el diagnóstico diferencial. Para ello, completará tu historia clínica y, en la mayoría de las ocasiones, indicará la realización de una ecografía y una citología. Este examen se puede realizar incluso mientras se está presentando el sangrado.
  4. El ginecólogo podrá indicar otro tipo de pruebas para llegar al diagnóstico: cultivos cervicales para descartar enfermedades de transmisión sexual o ETS, exámenes de sangre para valorar la función tiroidea y ovárica (hormonas) o biopsia de endometrio.

En Clínica Tambre tenemos experiencia analizando todo tipo de alteraciones del aparato reproductor femenino que puedan afectar, directa o indirectamente, a la fertilidad de las mujeres que acuden a nuestro centro. No hay duda de que para poder ofrecer un diagnóstico preciso y elegir el tratamiento de fertilidad adecuado para lograr el embarazo, no hay nada más importante que conocer el estado de los órganos reproductores y todos los antecedentes que hayan podido tener lugar.

Puedes ampliar información sobre nuestros principales tratamientos pinchando en los siguientes enlaces:

Salir de la versión móvil