Icono del sitio Clínica Tambre

Día Internacional de la Mujer en Clínica Tambre: una mirada al pasado para entender el presente

¡Feliz día de la Mujer a todas y cada una de nosotras!

Hoy, 8 de marzo, se conmemora el Día Internacional de la Mujer. Es por ello que en Clínica Tambre hemos querido homenajear a todas aquellas mujeres que han hecho aportaciones en el sector de la reproducción asistida para que muchas otras puedan hoy cumplir su sueño de ser madres.

En dicho ámbito han sido muchas las profesionales las que a lo largo de los años han contribuido a que la materia prolifere. No obstante, la visibilidad que estas merecían se veía opacada a menudo por ciertas costumbres conservadoras hacia la figura de la mujer.

Corría el año 1958 cuando Anne McLaren, investigadora en genética y desarrollo embrionario, publicó junto al doctor John D. Biggers un artículo en la revista británica Nature. En su escrito exponían cómo habían obtenido resultados muy positivos trasplantando embriones y testando técnicas de fecundación in vitro en ratones. Esto supuso un antes y un después en la disciplina, pues cada vez estaban más cerca de su meta: poder aplicarlo a la salud reproductiva humana.

Sin embargo, McLaren, que había tenido una pequeña trayectoria como actriz cuando era niña, era más reconocida por su fama artística que por su innovadora aportación a la ciencia. Lo que probablemente no sabían quienes olvidaron mencionar su carrera es que, gracias a sus investigaciones y al articulo que coescribió, fue posible que dos décadas más tarde, los doctores P. Steptoe y R. Edwards consiguieran de forma exitosa que naciese la primera persona a través de la fecundación in vitro.

Era 10 de noviembre de 1977 cuando se cruzaron los caminos de Steptoe y Edwards con el matrimonio compuesto por John y Leslie Brown. Estos habían estado nueve años intentando tener un bebé a través del método natural pero sin resultado alguno. Ese día por fin pudieron visualizar su sueño cuando el embrión, que había estado desarrollándose cuarenta y ocho horas en una placa de Petri, fue implantado en el útero de Leslie. La artífice del proceso fue la reputada Jean Purdy, pionera en embriología y compañera de los doctores, a la cual no se le suelen otorgar agradecimientos. Ni tan si quiera se reconoció su labor cuando Edwards ganó el premio Nobel por el desarrollo de la técnica de fecundación in vitro. El propio galardonado declaraba posteriormente en su biografía que nada de lo que hicieron hubiera sido posible sin Purdy.

Treinta y seis semanas después del procedimiento nacía la ya reconocida en el sector, Louise Joy Brown. Tanto ella como su familia recibieron una gran atención mediática –y no siempre positiva- porque la sociedad no estaba preparada para una concepción no normativa. Leslie Brown tuvo que lidiar con ciertos individuos de la comunidad se tomaron la libertad de acribillarla y juzgarla. Fue amenazada por la decisión que había tomado. Ella, de todas formas, siguió adelante criando a su hija e incluso tuvo otro bebé, Natalie, también mediante FIV. Leslie Brown fue valiente no solo por confiar ciegamente en un método científico recién descubierto sino por derribar los estereotipos que la rodeaban.

Aunque a día de hoy la sociedad ha progresado y las técnicas de reproducción asistida están más normalizadas, las mujeres que actualmente se someten a esto siguen siendo tan fuertes Leslie Brown. Cierto es que las pacientes encuentran parte de su positividad en el apoyo de un equipo médico de calidad, mujeres y hombres que las acompañan a lo largo del camino, en aspectos tanto fisiológicos como psicológicos. La profesionalidad ya no se plasma solo en la técnica sino que la cercanía, el cuidado y la confianza han pasado a un primer plano.

Las mujeres protagonistas de los tratamientos de fertilidad luchan contra la incertidumbre y el miedo, luchan contra la vulnerabilidad y en ocasiones contra la frustración, pero con su espíritu resiliente convierten esos sentimientos en fuerza y esperanza. El día de hoy existe para recordar que las mujeres son capaces de todo y pueden elegir cómo y cuándo vivir su maternidad; y si afrontarla en solitario, con una pareja femenina o una masculina.

Asimismo, hoy más que nunca, conmemoramos la labor de profesionales como McLaren, Purdy o la contemporánea Joyce Harper, la cual siempre en sus charlas y clases motiva a las jóvenes a dedicarse a la ciencia. Estas mujeres son en parte responsables de que la medicina reproductiva sea tal y como la conocemos en la actualidad y que en consecuencia, otras se empoderen para llevar a cabo su deseo de ser madres.

Test de fertilidad gratuito por ser el «Día Internacional de la Mujer»

Por todos estos motivos, desde Clínica Tambre queremos tener un detalle con todas aquellas mujeres que quieran conocer de su estado de fertilidad. Las 10 primeras que rellenen el siguiente formulario en el día de hoy podrán solicitar su test de fertilidad de forma gratuita:

1 Step 1

¿Deseas recibir información sobre novedades en tratamientos y noticias de Clínica Tambre?

keyboard_arrow_leftPrevious
Nextkeyboard_arrow_right
FormCraft - WordPress form builder
Salir de la versión móvil